viernes, 8 de diciembre de 2017

Reseña: La Sombra de Ender.

Esta reseña contiene spoilers sobre El Juego de Ender. Lea bajo su propio riesgo. 


S i n o p s i s 


  Ender no era el único niño en la Escuela de Batalla, sólo el mejor entre los mejores. Bean, un ser prácticamente tan superdotado como Ender, verá en éste a un rival, pero también a un líder irrepetible. Con su prodigiosa inteligencia obtenida por manipulación genética, Bean ve y deduce incluso lo que Ender no llega a conocer. Bean nos muestra el trasfondo de lo que ocurría en la Escuela de Batalla y que Ender nunca llegó a saber. Card amplía la emotiva saga de Ender e ilumina los acontecimientos narrados en el juego de Ender con el punto de vista de Bean, un niño llamado a convertirse en el lugarteniente de Ender y un ser tan excepcional como su líder
 

R e s e ñ a


  ¿Es acaso citarse a si mismo un signo de un gran ego?

  Ya sé, ya sé, dije que el blog iba a cambiar. Sin embargo nunca dije que iba a dejar de leer lo de siempre y pues heme aquí una vez más con un poco se ciencia ficción...y más específicamente con un poco de mi muy adorado personaje, Ender. 


  La verdad es que me gustaría hacer esta reseña sin estar comparando con El Juego de Ender...pero sinceramente no veo cómo y si así lo hiciera faltarían muchas cosas que quiero decir. 

  Esta vez ya no es Ender al que seguimos de aquí para allá. Ahora seguimos a Bean, de quién ya escuchamos hablar un poco en El Juego de Ender pero no mucho. En ese primer libro, parecía que Bean salía de la nada. Digo, si se llevaba con Ender y toda la cosa pero...pues como que de manera muy apresurada. Apresurada en comparación a como lo veremos en La Sombra de Ender.


  Ender es un personaje con el que sientes muy rápidamente empatía. Pues sí es muy inteligente  pero sigue siendo un niño con dudas al que desearías poder proteger (porque los de la Escuela de Batalla son unos verdaderos m a l d i t o s). Y podría parecer que Bean se parece a él o eso esperan todos, aunque al mismo tiempo son completamente diferentes. Sí, los dos son inteligentes, pero a sus maneras. Y sí, los dos tienen un rol asignado, pero uno está mas informado sobre esto. Además, si Ender nos sorprendió con su capacidad deductiva, Bean...él está a otro nivel. 


  Pero sobretodo, por el rol y posición que tiene en la historia, tiene la oportunidad de concentrarse en otras cosas. Cosas que ya nos habíamos preguntado leyendo el primer libro. Bean nos lleva por caminos de la Escuela que queríamos ver pero (por falta de tiempo, creo yo) no vimos, pero también por aquellos que jamas se nos ocurrieron. Dudo que sea posible imaginarse todo lo que en realidad está pasando en la Escuela de Batalla alrededor de Ender. Y por ello, a pesar de estar leyendo la misma historia desde otra perspectiva, no es para nada aburrido y siempre hay cosas nuevas que descubrir. Bean nos lleva y nos ayuda a descubrir que hay más allá. No solo vemos la verdadera forma de la escuela de batalla sino que también conocemos los planes de aquellos que la dirigen. En el primero libro, lo poco que llegamos a saber de esto es por conversaciones sin muchas especificaciones y más diálogo que otra cosa. 


  Ahora aprendemos de Bean también, de dónde vino y qué es lo que lo hace como es. Y lo que antes me pareció un personaje sin mucho interés es ahora un protagonista al que se le destripa bien y que se nos muestra tanto por dentro como por fuera. Ya que Bean es también un guía que nos muestra lo que ve y lo que va descubriendo. Esta historia es tanto de Bean como de su alrededor. Ahora, también se habla de Ender, bastante, pues al final sigue siendo su historia, y Bean lo sabe, pero jamas uno llega a sentir que el único papel de Bean es estar por Ender en su vida "real" o en la novela. Nos damos cuenta de partes de Ender que jamas pensamos que existían.


  ¿Recuerdan aquellos que leyeron mi reseña del Juego de Ender que dije que la vida política de la historia era de lo más compleja? Pues aquí la veremos regresar. La cosa es que, Bean se interesa por aquello que sucede en la escuela, en el espacio  pero no por ello deja de ser un objeto terrestre regido (bueno si pero no) por la Tierra. Y ahora también descubrimos un poco más de dónde salió este mundo del que se habla (es decir, la Tierra pero pues no como la conocemos). Gracias Bean, gracias.

  Hasta cierto punto siento que este libro lleva un ritmo más tranquilo. En parte porque ya sabes que va a pasar, bueno mínimo los que leímos El Juego de Ender antes. Lo que me lleva a preguntarme cuál hubiera sido mi reacción si hubiera leído La Sombra de Ender primero. Pues según el autor, estos libros a pesar de ser paralelos, se pueden leer en el orden que uno prefiera. Lo cual, es cierto, pues sí me fije mientras leía que la historia se completa solita sin necesidad del libro amigo. Y eso es un trabajo impresionante y me es imposible olvidar mientras leo el trabajo monumental que ha de haber representado para el autor pero también lo entretenido que ha de haber sido tocar una vez más a sus antiguos personajes. 


  Ya que también para el lector, este libro es una gran excusa para regresar al mundo de la Escuela de Batalla, volver a ver los personajes como eran... Y es que de verdad los extrañaba...y no puedo creer que ahora si ya se acabo... Y al terminar, me sentí triste, porque sentía que los dejaba para siempre. Digo, ya se que lo puedo releer pero no es lo mismo, simplemente saber que ya no hay más historias en ese pedazo de tiempo y en ese lugar, me siento vacía. 

  Otro factor que permite que releer la misma historia sea igual de entretenido es que del mismo modo que en La Voz de los Muertos, se tratan temas más allá de la invasión espacial. En este caso sobresale los orígenes de Bean. Y sinceramente, la manera que resuelve esto, me pareció muy bien. Tanto rollo para eso. Pero a mi me pareció muy bien. 

¿Lo recomiendo? ¿Acaso dije algo negativo sobre este libro? Exacto, no. 


- Julia.

viernes, 1 de diciembre de 2017

¡Ha vuelto!

Bueno ya, ganaron. Ganaron todos aquellos que insistieron e insistieron. Ganaron todos aquellos que me dejaron lindos comentarios aquí y en redes y los que me lo dijeron por mensaje o a la cara. Ganaron pues me convencieron: el blog vivirá. 

El blog vivirá. Un poco por mi, pues me gusta escribir y justo ahora no me puedo permitir dejarlo y perder la practica entre ecuaciones, también porque sí es cierto que me gusta ver lo que pensé de un libro pues...se me olvida. Un poco por los demás, por aquellos que preguntan "¿cómo vas con el blog?" cada que me ven y los que googlean un libro aunque no conozcan el blog. Por aquellas dos personas que me leen en Rusia no sé cómo. Un poco por ambos pues el blog es lo único que me queda que hace decir a la gente "vaya, sí sabe escribir, no era choro". 


Pero esta vez voy diferente. 


Todas esas reseñas de libros que leí hace años y nunca pude acabar y solo quedaron empolvadas en los borradores...se van. Aquellos libros que simplemente no se me antoja reseñar...se van. Esos TAGs con puras imágenes que servían solamente de relleno cuando no sabía que poner...se van. 


Voy a continuar como iba, haciendo mis reseñas más orales, más con mi humor propio, más como un cuento, menos pretensión. Todos pueden hacer una reseña, mas nadie la puede hacer como yo. Sí, voy a dejar mis reseñas viejas, esas que espero queden enterradas en ls profundidades del blog y que con el tiempo ya nadie vea. Son lo que fui, aunque no me gustan y me avergüenzan un poco. 


El blog es ahora mi diario de lectura y está aquí para mi. Sin embargo, todos son bienvenidos a leerlo y a comentarlo (aunque a nadie engaño...aquí nadie comenta nunca). 


He vuelto yo, ha vuelto el blog...y parece que es para quedarse. 



- Julia. 

domingo, 26 de noviembre de 2017

Dejar a morir al blog, o no dejar morir al blog, esa es la cuestión.

¿Cómo se escribe una reseña? Ya no lo recuerdo. Ni siquiera estoy muy segura de cómo se utiliza blogger ya.

Sinceramente, desde abril, he dudando si debería seguir escribiendo en el blog. Al cabo que solamente mi padre lee mis reseñas religiosamente. Debo admitir que ni yo sigo interesada en leer reseñas en otros blogs. Sin embargo, a veces regreso y leo mis reseñas, y recuerdo cosas que pensé la primera vez que leí un libro y las comparo con lo que pienso ahora, o lo que pienso después de una segunda lectura. Y sinceramente lo disfruto. ¿Entonces debería seguir escribiendo reseñas para mi misma? 

En ese caso, podría hacer el blog privado, o mejor no publicar nada, hacer reseñas y dejarlas guardadas en la computadora, para después. Pero me conozco, y sé que si escribiera solamente para mi misma, o acabaría sin escribir nada o borraría todo después de un tiempo, pensando que no me gusta lo que escribí. En cambio, al hacerlo en el blog, tengo una responsabilidad con mis inexistentes lectores,  y debo ser consistente con lo que público. Además, así no lo elimino, las cosas ridículas que escribí al empezar el blog siguen ahí, sin importar que sean reseñas pésimas y opiniones que me avergüenzan. 

En algún momento escribir en el blog me entusiasmaba. Tenía ganas de escribir reseñas y la gente me leía y me comentaba y eso me hacia feliz. Pensaba en nuevas secciones y formas de reorganizar el blog para que se viera lindo y fuera agradable de leer. Imaginaba mientras leía un libro de que manera podía escribir lo que estaba imaginando en ese momento y lo que me hacía sentir. Incluso cuando ya no me llamaba la atención leer reseñas hechas por otras personas, pensaba de que manera podía hacer más amena la lectura de las mías, hacer chistes, escribir poco formal, más como si fuera hablado que de la forma sería y profesional que antes utilizaba (o mínimo intentaba utilizar). Ahora me da bastante flojera. Pero sobretodo, no es una prioridad, pues después de todas mis clases tengo tareas y que estudiar y leer otras cosas que no son las novelas que se pueden reseñar.  No pienso reseñar libros de matemáticas, sería aburrido, tanto para mi como para la persona que lo lee. 

Es normal, pienso. No voy a llevar la misma vida ahorita que hace cuatro años, y no voy a leer lo mismo, y no voy a escribir igual. Así que es claro que tengo que hacer cambios, pero no sé cuales. 

Así que después de todos estos meses de pensarlo, y tomar varias decisiones diferentes que acabe tomando de nuevo una y otra vez...sigo sin saber que hacer. 

Recurro así a aquellos que todavía leen mi blog, aquellos que se llevan preguntando qué es de mi estos meses, esos seguidores que siguen llegando en twitter a pesar de mi inactividad.

- Julia.

domingo, 9 de abril de 2017

Reseña: El Problema de los Tres Cuerpos.



S i n o p s i s

  Este libro ofrece la posibilidad única de acercarse al fenómeno editorial chino que ha conquistado el mundo y ha ganado el premio Hugo 2015 a la mejor novela, siendo la primera vez que una obra no escrita originalmente en inglés merece tal reconocimiento. Su autor, Cixin Liu, es el escritor de ciencia ficción más relevante en China, capaz de vender más de un millón de ejemplares en su país y convencer a prescriptores de la talla de Barack Obama , quién seleccionó El Problema de los Tres Cuerpos como una de sus lecturas navideñas de 2015, y Mark Zuckerberg, que lo convirtió en la primera novela de su club de lectura. Ahora el público y la crítica de los cinco continentes se rinden a esta obra maestra, enormemente visionaria, sobre el papel de la ciencia en nuestra sociedad, que nos ayuda a comprender el pasado y el futuro de China, pero también, leída en clave geopolítica, del mundo en el que vivimos.

R e s e ñ a

  Lo que yo copie más arriba en "sinopsis" es tal cual la contraportada del libro. Y sinceramente es la peor contraportada que he visto en mi vida. ¿De qué va la historia? No lo sé pues ahí no dice nada, tampoco en las solapas, ni en ningún otro lugar. Si Obama y el creador de Facebook lo leyeron o no, me vale un comino y no conozco a nadie que piense "si Obama lo leyó, debo leerlo yo". Está muy bien que escriban la historia de como llegó el libro a occidente, pero no pueden simplemente olvidarse de darnos una probadita de lo que nos espera dentro del libro. Además está la palabra "merece" que me molesta tanto... 

  Los mejores libros que he leído, aquellos que terminan por volverse mis favoritos, me los encuentro siempre en los lugares más extraños. El Circo de la Noche lo elegí de tin marín, El Marciano lo compré en Costco, El Problema de los Tres Cuerpos lo descubrí en Tumblr. Y desde que leí ese post sobre el libro chino que se había ganado el Hugo ese año no pude dejar de pensar en él. No sabía ni siquiera sobre que era (por tan bella contraportada), pero no solamente yo lo quería, lo necesitaba. Así que lo pedí a la librería y nunca llego, se lo pedí a gente que iba a viajar, hasta que un día pasé enfrente de Sanborns, y ahí, en el aparador de la novedades, estaba mi libro, traducido directo del chino al español, casi podía oírlo llamándome.

  Tal vez han notado, que a pesar de mi reciente inactividad, mis últimas reseña son todas sobre ciencia ficción. Y no es que esté obsesionada, pero lo estoy. Cómo viví tanto años de mi vida ignorando las maravillas de este genero es un misterio, por suerte he dejado esta ceguera atrás. Y sé que suena dramático, pero la ciencia ficción es justo ese lugar que he estado buscando, dónde ciencia y arte no son enemigos sino que se fusionan para darnos, en palabras de Hannah Montana, "lo mejor de dos mundos".

  Ahora no solamente sé sobre que trata el libro sino que soy fan. Permítanme hacer el trabajo que no se hizo sobre el libro. La historia comienza en una China revolucionaria dónde los científicos que defienden ciertas ideas son torturados hasta lo locura o incluso, la muerte.  Más tarde, en el "presente", es decir 2007 (y sí, hice las cuentas para saber en que año sucedía todo), el Dr. Wang queda en el centro de una misteriosa sociedad científica que no cree en la ciencia, los sospechosos suicidios de algunos de los científicos más importantes del mundo, un juego de video muy particular, y extrañas cuentas regresivas que empiezan a aparecer en sus fotografías. Todo el misterio está en qué pasó entre esa primera etapa del libro en la que se habla de la Revolución Cultural y cómo eso está afectando el presente. No les voy a decir más, pero creanme que este es un libro que vale la pena leer simplemente por su historia tan original.

  No todos los autores puedes hacer una ciencia ficción llena de datos científico, pero Cixin Liu sí, pues antes de volverse escritor estudió ingeniería y se nota que no solo sabe del tema sino que se informó sobre varios campos antes de escribir el libro. Es justo esta impresionante cantidad de datos científicos que argumentan la historia lo que le da tanta originalidad y poder a esta misma. Todo se siente tan lógico, pues te lo explica, nada pasa nada más porque sí. La verdad, es que no entiendo todo de lo que me habla pues el vocabulario llega a ser muy técnico, sin embargo, no deja de ser agradable de leer por ello. La variedad de ciencias que mete en su historia tan bien es entretenida pues así llegas a ver lo diversas que pueden ser y como todas están conectadas entre si. Sí, habla mucho de física, pero de diversos tipos, astrofísica, nanotecnología, teórica, etcétera. También hay biología y ecología y otras más.

  En parte toda esta ciencia inventada ayuda al misterio pues no hay manera en que adivines que va a pasar pues no es tan fácil imaginarse las soluciones que encuentra el autor para cada problema que aparece durante la novela. Hay un punto en el que ya no hay vuelta atrás, todo se ve tan loco y no entiendes nada de lo que está sucediendo, pero necesitas saberlo y solo puedes continuar y continuar leyendo. Cada vez que se te revela algo nuevo no puedes evitar estar sorprendido y con cada nueva repuesta las ganas de seguir leyendo se multiplican. Así es todo el tiempo. 

  Creo que no hay que ignorar el hecho de que este es un libro de un autor chino, escrito originalmente en chino, y que fue un gran éxito allá antes de llegar a ser siquiera conocido acá. No es difícil darse cuenta que la mayoría de los libros que leemos vienen de un número bien limitado de países. Sobretodo los que son destinados para jóvenes pues casi siempre son gringos. Creo que es importante no solo leer, sino interesarse por la cultura de otros países. Puede llegar a ser difícil pues no todo se traduce, y mucho menos al español. Yo no sé chino, así que no puedo decir si este libro esta bien traducido o no. Pero al leerlo no se siente que sea tieso, no se siente falso, y se disfruta el estilo. Ha de haber sido bastante difícil de traducir con todos esos tecnicismos. Sinceramente estoy muy agradecida con el traductor al español pues no creo que hubiera podido leer este libro en inglés justo por toda la ciencia que trae consigo.

  La buena noticia, es que esta maravilla de libro nos llegó en nuestro idioma. La mala noticia es que no sé cuando podamos ver la continuación. Pues no solamente es un libro sino que son tres y yo necesito saber que sucede. 


¿Lo recomiendo? Por supuesto que sí. El Problema de lo Tres Cuerpos es un libro que sin duda vale la pena leer por mil y un razones. Y si no confían en mi, Obama y Zuckerberg también lo recomiendan, y ¿quién puede ser más experto que ellos?




- Julia.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Reseña: La Voz de los Muertos.


Por ser esta la reseña de la segunda parte de una serie de libros no está libre de spoilers de la primera parte. Lea bajo su propio riesgo. 


S i n o p s i s

  Después del genocidio de los Insectores, Ender Wiggin desapareció y en su lugar surgió una voz poderosa: la nueva religión de los Portavoces de los Muertos, que sirven como sacerdotes a quienes no creen en ningún Dios pero sí en los valores de los seres humanos. Han pasado tres mil años desde los hechos de El Juego de Ender, y aún así los efectos del viaje relativista permiten la presencia de un joven Ender de treinta cinco años, elemento central en el segundo contacto de los seres humanos con otra raza galáctica. Esta especie, al igual que los Insectores, resulta completamente extraña y, en sus primeros acercamientos a los seres humanos, han causado muertes incomprensibles. Solamente Ender, el genocida, tendrá la valentía de afrontar la verdad. 

  La aclamada continuación de El Juego de Ender, ganadora de los premios Nebula 1986, Hugo 1987 y Locus 1987.


R e s e ñ a 

  ¿No les encanta que El Juego de Ender y La Voz de los Muertos tengan la misma portada? (notese el sarcasmo)

  Para aquellos que leyeron mi última reseña sobre Ender sabrán que el primer libro me encantó. (Y si no la han leído pues vayan allá primero y luego regresen.) Los dos libros se parecen bastante, en estilo y vibra que dan al ser leídos, sin embargo, la historia es totalmente diferente. Mientras que en el primero Ender dependía de los que los demás decidían por él y en base a eso el movía sus propias piezas, en el segundo Ender tiene una libertad impresionante, lo que obviamente le suma responsabilidad a cualquier cosa que haga, por mínima que sea. La presión sobre Ender le suma tensión a la historia y te mantiene conteniendo el aliento constantemente. 

  Claro que si a los 7 años Ender ya era un genio, a los 35 es más que sabio. Es impresionante verlo hacer cualquier cosa pues todo parece extremadamente brillante. Si antes te sentías unido a él como si fuera uno mismo con el lector, ahora ya no. Ahora hay un sentimiento de admiración hacia él, contagiado seguramente por los otros personajes del libro que sienten eso mismo. Pero además eso algo que se gana a lo largo de todo el libro con la forma en que maneja cada situación que se le presenta. Mientras que antes, de niño, por más que reaccionara de forma casi robótica y pareciera por eso que no tenía emociones sabías que tenía miedo y dudas, ahora ya no. Si tiene que ver con el destino de la galaxia, Ender sabe exactamente que tiene que hacer. 

  Mas no por ello pierde su humanidad. Es cierto que se vuelve alguien muy impresionante pero los lectores tenemos el privilegio de no solamente verlo cómo se presenta públicamente sino que también cuando está sólo. Y vemos que no es perfecto y que necesita ayuda y que sin ella se siente perdido. Que puede arrepentirse de sus acciones y se da cuenta de sus errores de manera admirable. 

  Algo que me encanta de los libros de Ender es que son muy originales y por eso es difícil saber que va a pasar. Y ahora no solamente se junta los misterios del presente de la historia sino los de los 3000 años entre el primer y este segundo libro. Por ejemplo, me encanta que Ender sea tres personas diferentes pues como ha vivido tantos años nadie piensa en la posibilidad que el primer Portavoz, Ender el genocida y Andrew Wiggin sean la misma persona, sobre todo teniendo en cuenta los diferentes puntos de vista que se tiene sobre cada uno de ellos. 

  Ahora que he intentado leer más y más ciencia ficción he notado que hay de dos: o solamente es una historia con tecnología cool, o además de ser un historia con tecnología cool se tratan los problemas (éticos, filosóficos, etcétera) a dónde nos pueden llevar esos avances tecnológico. La voz de los muertos pero también el Juego de Ender forman parte de la segunda categoría. No solo son aliens y batallas espaciales sino que es también interrogarse sobre quiénes son estos otros seres inteligente que no tienen nada que ver con los humanos ni en aspecto ni forma de pensar o organizarse socialmente. Y si en el primer libro se pensaba de una forma, en este es todo lo contrario, o bueno, intenta serlo. Ya entenderán cuando lo lean a que me refiero. 

  Finalmente, no solo la historia es entretenida, sino que invita a la reflexión. Ya se que podría parecer que yo le busco a cualquier libro algo que "invita a pensar" pero... ¡es verdad! Al acabarlo este libro me dejo la misma sensación que el primero: la seguridad de que acaba de leer algo muuuuy bueno. 


¿Lo recomiendo? Por supuesto. Este es un libro que vale muchísimo la pena y te dejará pensando incluso tras de terminarlo. En definitiva uno de mis favoritos. 


- Julia.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Reseña: El Juego de Ender.



S i n o p s i s 

  La Tierra se ve amenazada por la especie extraterrestre de los Insectores, unos seres que se comunican telepáticamente y que se consideran totalmente distintos de los humanos, a los que quieren destruir. Para vencerlos, la humanidad necesita de un genio militar, y por ellos se permite el nacimiento de Ender, el tercer hijo de una pareja de un mundo que a limitado estrictamente a dos el número de descendientes. A los seis años, Ender es reclutado para ser adiestrado en la Escuela de Batalla, una estación espacial donde los niños superdotados son preparados desde su infancia para dirigir la próxima guerra...

R e s e ñ a 

  El Juego de Ender es un libro que intenté leer en inglés porque me creí la muy poliglota. Sin embargo, la intensidad del libro hizo que me trabara varias veces y que no lograra terminarlo. Así que cuando lo vi con descuento en español lo compré de inmediato. Leí en dos días el libro que llevaba años leyendo, y me encantó. 

  No sé en que momento me llegó el interés por leer ciencia ficción pero si encontrara a alguien en mi situación inicial de "quiero leer ciencia ficción pero no sé por dónde empezar", le recomendaría esta novela. Lo que tiene este libro es que es muy intenso por todo lo que contiene, pero fluye y no es pesado de leer. Al contrario, es imposible detenerse una vez que ya te has remojado bien en el mundo de la Escuela de Batalla. Pues el Universo creado por el autor es de lo más completo. No todo es fácil de entender pues tiene similitudes con nuestro mundo, pero también muchos cambios. La tecnología es sencilla, pero el gobierno y los países, no tanto pues no se habla de ellos mucho. Tampoco tiene mucha importancia en un principio para entender la historia así que no teman. 


  En El Juego de Ender pasan mil cosas, todo el tiempo hay algo nuevo. Pero en vez de empezar un nudo, terminar el nudo y luego empezar otro nudo, el autor va sobreponiendo nudos para que en ningún momento haya una pausa o un bajón de ritmo. Todo el tiempo estás conteniendo la respiración y cruzando los dedos. Además hay un montón de cosas que no te dicen. Así que se van sumando las preguntas sin respuesta de Ender con las tuyas. De vez en cuando te dan alguna pista pequeñísima que seguir. Es como estarse muriendo de hambre y que te den un cacahuate cada tres kilómetros de caminata y tengas que seguir caminando pero mientras más caminas, más hambre tienes y más cacahuates necesitas. 


  Y no solo es porque lo que pasa sea de lo más interesante y misterioso que quieres continuar pasado páginas, sino que te unes al personaje sentimentalmente desde el inicio y mientras más avanzas, más chiclosa es la unión entre el lector y Ender. Así que cuando él sufre, uno también; cuando él está feliz, uno también. Ender tiene seis al empezar, es un niño, pero es súper inteligente, y muy sensible, y estar dentro de su cabeza es una historia en si. Como el buen personaje que es, es muy humano, y bastante realista fuera del hecho de que es un niño de seis años planeando estrategias militares. Por suerte la historia se maneja de tal manera que lo que eso último no suele ridículo, sino aterrador. Yo odio en general al personaje de "genio", pero no aquí. A Ender no lo puedo odiar. Pues hay una diferencia entre lo que ves como espectador y lo que ves atreves los ojos de él. Y todo se complementa. (Por cierto, toda está comprensión y cariño que sientes por Ender como lector sirve de introducción al libro que sigue: La Voz de los Muertos.)


  Ender es muy protagonista, muy principal. Pero eso no evita que haya otros personajes que también están muy bien hechos y ayudan al libro. Mi favorito es sin duda Alai, pero Bean y Petra también tienen onda. Pasas tanto tiempo al interior de Ender que ellos ayudan a salir de ahí, ver otro lado de Ender, uno exterior. Como dije antes, todo se complementa para dar una imagen completa. (Cosa que también tiene que ver con el libro que continua la serie.)

  Entre todas estas cosas serias sobre el libro, tengo que hacer un espacio para decir que también hay humor. ¿Cómo no lo habría si todo pasa en una nave espacial llena de niños? Hay que tener en cuenta que son niños pero también militares y que por consecuente no todo es humor de niños. Hay cosas que son más bien insultantes y que te dejan en la frontera entre "¿Qué le pasa a este mocoso malcriado?" y la risa. Pero también hay cosas que no creo que fueran broma y me hicieron reír, como que el verdadero nombre de Bonzo es Bonito. 

  Por suerte, todo ese misterio cumulado, todo el camino recorrido junto con Ender termina con una final...ufff. ¿Tenías hambre? Pues el final es como una tonelada de cacahuates que te cae repentinamente en la cabeza. 


  No sé si lo que sigue es un spoiler, sinceramente no lo creo, pero por si las moscas, lo dejo en gris. Para los que quieran arriesgarse seleccionen el texto para poder leerlo. 

  Por suerte, después de la enormidad del final la historia continua. Sirve para cerrar con el libro de manera más tranquila y no solamente con cara de what. Quedas satisfecho.

¿Lo recomiendo? Buena historia, buenos personaje, buen final, buena ciencia ficción. ¿Será sorpresa después de toda que le de 5 estrellas a este libro?


- Julia.

martes, 29 de noviembre de 2016

Re-reseña: El Hogar de Miss Peregrine para Niños Peculiares.

  Una de las reglas de las re-reseñas es que no lea la reseña anterior para no verme influenciada por la Julia del pasado, pero para los demás AQUÍ les dejo la primera reseña de esta novela.

  Releer un libro es una experiencia de lo más...peculiar. Y es que durante años me rehusaba a releer cualquier libro pues pensaba "¿para qué?". Pero ahora sí me gusta: es como tener un déjà vu continuo, pues todo lo olvidado regresa como si siempre hubiera estado ahí, como si olvidarlo fuera imposible.  

  Miss Peregrine (como lo llamo de cariño) es un libro que leí por ahí del 2013, lo que convierte en una de mis reseñas más antiguas, y por consecuente, una pésima de las más malas. No me había dado cuenta de las muchas cosas que se me habían olvidado sobre este libro con el tiempo hasta que mi maestra de inglés (Hi Mdm!), que lo estaba leyendo, me empezó a hablar al respecto y yo no entendía... Además para hacer un buen "De libro a película" tendría que tener fresca tanto película como libro, por lo cual tampoco era mala idea releer el libro justo ahora.

  Una de las pocas cosas que sí recordaba de mi primera lectura del Hogar de Miss Peregrine para Niños Peculiares era la decepción que sentí al acabar de leer el libro. Decepción pues esperaba que fuera un relato más obscuro, más creepy. Me había dejado llevar por las fotos, creo yo. Esta vez ya sabía que no tenía que esperar eso, y por ello me encontré con cosas que
no había notado la primera vez, y por ya no buscar lo que nunca encontraría, la decepción no llegó esta vez. Sin duda lo disfrute más.

  Una de las cosas que note es que Jacob es un personaje con sentimientos y emociones, y que el autor hace de estás uno de los puntos más importantes de su personalidad. Tiene miedo, dudas y angustias. Sí, es muy al estilo cliché del adolescente que se siente solo en su aburrida y normal (aunque todos sabemos que siempre resulta exactamente lo contrario) vida, pero tampoco se siente taaan forzado en conjunto y al final no queda mal. Pues conserva la sensibilidad del personaje hasta al final y no se le usa simplemente para desarrollarlo y cambiar totalmente al personaje al final pues su yo de antes estaba mal. Es decir que, a pesar de volverse más valiente y fuerte conforme la historia avanza como sería el caso del típico cliché, la emotividad del personaje lo sigue pues es parte de él, no algo que lo haga menos, es sencillamente como...su nariz.

  Es cierto, que aparte del detalle que mencioné antes, los personajes no tienen personalidades muy marcadas o desarrollada. No son todos iguales y se les reconoce (Enoch es más oscuro, Miss Peregrine más sería, Millard es Millard, etc.) pero las descripciones que hacen de ellos son mínimas. Lo que llegas a saber de ellos como lector es por deducción a partir de las acciones y es por esto que al final, tu creas a los personajes hasta cierto punto. 

  En si, toda la historia es bastante plana, no haya algo que sobresalga durante la lectura, todo es una linea recta. Superficial. Esto hace que un libro que, sinceramente tiene una muy buena idea guía, sea un libro regular por la forma en la que es tratado. Lo que quiero decir es que, no está mal, pero pudo haber sido mucho mejor. 

  No es cierto, hay unas cosas que sobresalen. La primera, los poderes de los niños, las "peculiaridades". Claro, están los clásicos como el fuego y el invisible. Pero también hay talentos poco o nunca vistos. Y esto no sólo hace único y original al libro, compensando bastante lo plano del resto, sino que nos manda a mi segunda característica sobresaliente: la experiencia post-lectura.

  Normalmente acabas un libro y ahí fue, ya no más. Sin embargo hay libros que te invitan a seguir imaginando, no lo que sucederá después pero más bien en paralelo. Inventar otras peculiaridades, otros bucles, otros personajes. Lo que hace el autor y que da valor de verdad a su libro es crear un universo totalmente nuevo que invita a la imaginación.

  De todos modos, por supuesto que te quedas pensando en lo que va a pasar a continuación. La primera vez que leí el libro no sentía esta curiosidad, pero la segunda vez sí... No sé muy bien la razón. Igual es gracias a la película que lleva un poco más allá de dónde acaba la primera parte de la serie de libros. (Y yo quiero saber que tanto se inventaron de eso y que tanto sí viene el libro... No me digan, quiero averiguarlo yo misma.) Tengo tantas preguntas, la mayoría son técnicas, pero espero que los libros que sigan me las puedan responder.

¿Lo re-recomiendo? Tras una lectura más detenida de EL Hogar de Miss Peregrine para Niños Peculiares puedo decir que sí recomiendo el libro. Es verdad que no es una obra maestra, pero es una historia original para pasar un buen rato, un rato divertido. Pero sobre todo por la manera en que despierta la creatividad creo que el libro vale la pena. Además tengo la esperanza que la historia mejore en los próximos libros, ya que siento que este es bastante introductorio y hay más cosas que descubrir. Así que le doy 4 jaulitas... En vez de estrellas porque me creo bien original.



- Julia.